Como expertos en la eliminación de varices sin cirugía en Cáceres ofrecemos un tratamiento seguro y con garantías para eliminar este problema. Para ello realizaremos una sesión previa en la que se analizará el tipo de variz que se sufre para poder emplear el método más adecuado. Existen diferentes tipos de dilataciones venosas, habiendo diferentes clasificaciones de las mismas. Hoy queremos aprovechar para diferenciarlas según los grados de dilatación en que se encuentren.

El el grado I nos encontramos con varices cuyo único problema es estético, ya que nos presentan ningún tipo de síntoma como puede ser la fatiga. Estas venas varicosas se conocen en ocasiones como cabeza de medusa.

En el grado II nos encontramos con dilataciones más visibles y con sintomatología como un dolor que causa cierta molestia. En ocasiones también puede darse una obstrucción de la circulación. Aunque no es imprescindible optar por una eliminación de varices sin cirugía en Cáceres, el tratamiento puede prevenir el empeoramiento de la situación, por lo que puede es altamente recomendable realizarlo.

En el grado III tendremos una variz con una dilatación perfectamente visible que generará problemas de obstrucción de la circulación más graves. Es imprescindible eliminar estas varices para evitar que pasen a un grado mayor.

Por último en las varices de grado IV a la obstrucción de la circulación se sumarán problemas como que se generen úlceras maleolares o afecciones en la piel. Para solucionar la situación será necesario actuar cuanto antes.

Desde el Centro Adiós Varices nuestra recomendación es actuar en cuanto se perciben lo primeros síntomas de venas varicosas, para evitar que estas pasen a grados mayores.