Además de la eliminación de varices sin cirugía en Cáceres, en nuestro centro llevamos a cabo tratamientos similares para acabar de una vez por todas con las arañas vasculares, también conocidas por un nombre mucho más complejo, las telangiectasias, de las cuales vamos a hablar en las siguientes líneas de esta entrada.

Las arañas vasculares, que así las llamaremos a partir de ahora en el Centro Adiós Varices, son dilataciones de vasos capilares del árbol venoso más periférico y que se localizan inmediatamente debajo de la piel. A nivel de salud no suponen ningún problema, pero sí que acarrean problemas estéticos, que se pueden solucionar acudiendo a nuestro centro.

Que no sea un problema clínico grave, no quiere decir que su origen no esté en un fallo de nuestro organismo. Concretamente, la aparición de las arañas vasculares se debe fundamentalmente a que la vena reticular que se divide en los vasos capilares está fallando por una insuficiencia valvular a dicho nivel. Este fallo conlleva, a su vez, un aumento de presión local que hace que los capilares se dilaten, carguen más de sangre de lo que es habitual y, por ende, se vean por transparencia a través de la piel.

En muchas ocasiones, como ocurre también a la hora de analizar la eliminación de varices sin cirugía en Cáceres, se debe a una cuestión genética en la que nada podemos hacer. También la actividad de los estrógenos de la mujer, pero sea cual sea la causa, a lo que también contribuyen el sedentarismo, la obesidad o los trabajos prolongados de pie, se pueden eliminar sin grandes problemas en nuestro centro.